Revista Literaria Periódico Cultural

Octubre, 2009

30.10.2009 GMT

Lágrima / Yolanda Gutierrez Martos / Poeta y Escritora



En: No Categorizado
Permaenlace: Lágrima / Yolanda Gutierrez Martos / Poeta y Escritora
Comentarios: 0
Leído 3341 veces.



27.10.2009 GMT

Serie de los Nuestros/ Macario Colombo Barquisimeto Edo Lara

Macario Colombo

Nativo de Baragua

Junio 20 del 1946

Pintor, Escultor, y

Constructor de Instrumentos Musicales.

lismarycolombo@yahoo.es

Telf.: 0414 – 4211612

0414 – 3904098 Barquisimeto. Edo. Lara

Constructor de Sueños.

De sus ansiedades a lo irreal.

Sus obras oníricas.

A Macario lo podemos considerar un Artista nato, en cuanto se formo en la pintura como autodidacta, por su propia inquietud, que traia en su alma de artista. Sin mas conocimiento sobre la plastica que su propio deseo de expresar a traves de sus pinturas y esculturas, toda esa explosion simbiotica que hoy nos motiva a observar su lectura coloritmica. Su interes en los intrumentos musicales lo heredo de sus padres quienes sembraron en su pequeño hijo Macario Ramón, el instinto creador.

Hoy nos dice Macario que el Artista nace, no se hace.

EXPOSICIONES INDIVIDUALES

* 1970 Caritas. Barquisimeto

* 1971 Galeria Benitez Fonturbel. Barquisimeto

* 1971 Casa Sindical. Barquisimeto

* 1971 Ateneo de Valera.

* 1972 Casa Cultural Rancho Chico San Miguel . Barquisimeto

* 1973 Escuela de Ciencias Veterinarias UCLA. Barquisimeto

* 1973 Hotel Principe. Barquisimeto

* 1974 M.O.P. Barquisimeto

* 1977 Instituto Universitario Politecnico de Barquisimeto.

* 1986 Casa Cultural Julio Garmendia. Barquisimeto.

* 1987 Galeria Levi Banco Industrial de Venezuela. Barquisimeto

* 1988 Colegio Nacional de Periodistas Seccional Lara. Barquisimeto

* 1989 Centro Cultural Guachirongo. Barquisimeto

* 1990 Asociacion de Profesores de la UCLA. Exposicion “Sueños y Artimañas”

Barquisimeto.

1990 Universidad de los Andes . Merida

* 1992 Instituto Universitario Experimental de Tecnologia Expo XIX Aniversario Andres

Eloy Blanco. Exposicion “Rebelión de Sueños”. Barquisimeto

* 1999 Galeria de Arte de la UCLA “Rafael Monasterios”. Bautizo de su libro titulado

“Macario Colombo El Pintor de la Locura” Editado por el Dr. Felix Nazareno Pifano. Fondo Editorial Rio Cenizo . Fondo Editorial UCLA. Alcaldia del Mucipio Iribarren. Colección la Guaroa Barquisimeto

* 2009 Universidad Simon Rodriguez. Barquisimeto

EXPOSICIONES COLECTIVAS

* 1970 Banco Mercantil y Agricola, Casa de la Cultura, Salon de la Pintura Regional.

Barquisimeto

* 1971 Biblioteca Pio Tamayo. Barquisimeto

* 1982 Primer Salon de Arte Nacional Mencion Esculturas. Museo de Barquisimeto.

* 1983 Guardia Nacional Sexto Aniversario de la F.A.C. Caracas

* 1984 Galeria de Arte Nacional de Caracas. Exposicion en Homenaje al Libertador en el

Bicentenario de su Nacimiento. Caracas

* 1988 Colectivo de Pintura. Sala de Exposiciones de CANTV. Av. Libertador. Caracas.

* 2001 Sheraton Houston Brokhollow hotel (Salón D) USA

* 2005 Salon de las Artes Visuales. Museo de Coro.

* 2006 Certamen Mayor de las Artes y las Letras. Museo de Barquisimeto.

* 2007 Galeria de Arte Municipal de Barquisimeto.

* 2007 UPEL – IPB. Trino Orozco Colectivo Pio Tamayo. Barquisimeto.

* 2007 I Salon Bienal de Arte Popular Naguanagua. Centro Cultural Eladio Aleman Sucre.

Valencia. Edo Carabobo

* 2007 Ateneo de Cabudare. 17 Salón Anual de Artes Visuales. Cabudare.

* 2007 Bienal Salvador Valero de Arte Popular. Museo Salvador Valero. Trujillo

* 2007 Certamen Mayor de las Artes y Letras 3ra Edicion. Museo de Barquisimeto

* 2008 U.P.E.L. I.P.B Sala de Exposiciones Trino Orozco. Barquisimeto

* 2008 Divina Pastora. Museo de Barquisimeto

* 2008 Homenaje a Armando Reveron .Galeria Rafael Monasterios .U.C.L.A .

Barquisimeto

* 2008 Bautizo Del Anuario De Arte Larense en Homenaje a Edgar Sanchez . Museo De

Barquisimeto

* 2008 Imágenes y Sensaciones de U.P.E.L. Museo de Barquisimeto

* 2008 V Salon Regional. Edgar Gimenez Peraza. Museo Carmelo Fernadez. San Felipe.

Edo. Yaracuy

2008 Creadores Visuales de Venezuela. Museo de Barquisimeto

2008 IV Salon de Dibujo de los Llanos . San Carlos . Edo. Cojedes

2008 XIV Bienal de Artes Visuales. Homenaje a Nelly de Rodriguez y Nicasio Duno.

Ateneo “ Casta J. Riera “ . Churuguara. Edo. Falcon

2009 Presencia de Reveron. Un Homenaje al Arte Universal. U.C.L.A. Barquisimeto.

2009 Virgen Madre, Oyente, Orante y Oferente . Jornada Mariana .Museo de Barqisimeto.

2009 La Niña y ….. Galeria Municipal . Barquisimeto.

OTRAS EXPOSICIONES

* Centro Profesional Barquisimeto

* Colectivo de Pintores Venezolanos U.L.A (Universidad De los Andes )

* Casa de la Cultura de Carora

* Ateneo de Bocono

* Escuela E.M.E.C.U .(Escuela Magnetica Espiritual De La Comuna Universal )

* Sitio Historico La Ceiba. Cabudare. Barqisimeto

* Liceo Rafael Villavicencio . Barquisimeto

* Galeria de Arte Moseñor Benitez . Barquisimeto

* Universidad de Carabobo. Valencia.

PUBLICACIONES

* Libro “Sueños y Artimañas” Editado por Mervin Rodriguez . (1998), E Impreso por el concejo del Municipio Iribarren; unidad del Cronista Municipal. Monografias Municipales.- No. 42; en el año 2.006. Barquisimeto- Edo. Lara.-

* Libro “Macario Colombo El Pintor de la Locura” Editado por el Dr. Felix Nazareno Pifano (1999); Impreso por el Fondo Editorial Rio Cenizo; Fondo Editorial UCLA. Colección Guaroa, Alcaldia del Municipio Iribarren, Barquisimeto- Edo. Lara.-

* Catalogo del Patrimonio Cultural venezolano. Editado por El Ministerio de la Cultura y el Instituto de Patrimonio Cultural. (2004-2005); Caracas. D.F.

* 1er. Censo AVAP – LARA. Artistas Plásticos de Lara. Editado por El Conac (2005)

* 2do. Censo AVAP – LARA .Artistas Plasticos de Lara (2008 )

* IV Anuario De Arte Larense .Venezuela .Editado por Jose Boraure Lara .(2008)

* Creadores Visuales De Venezuela .Editado por I.A.R.T.E.S .(2008)

* Diccionario de las Artes.

* Libro Macario Colombo. La Pintura como Medio para la Libertad. I.A.R.T.E.S. Instituto de las Artes de la Imagen y el Espacio. Editemos Estrategias Editoriales. Fundacion Imprenta de la Cultura. Editor Luis Velazquez / Felix Nazareno Pifano . (2008)

* Libro. Sueños y Sentimientos. Dos Creadores Larenses .Macario Colombo y Adelis Freitez. Sistema Nacional de Imprentas. Lara. Fundacion Editorial El perro y la rana . Colección Estudios. Editor Mervin Rodriguez. Colección Choto Perozo. (2008)

* Publicaciones Varias en las diferentes prensas del pais pasando de los 80 numeros.

PREMIOS Y RECONOCIMIENTOS

* 2005 Reconocimiento por la obra (Fantasmas del Molino de Baragua) Museo de Coro

* 2007 1er Bienal de Arte Popular Naguanagua. Centro Cultural Eladio Aleman Sucre. Valencia.

* 2008 Mencion de Honor por la Obra ( Meditacion ) Ateneo de Cabudare. Barquisimeto

* 2008 Boton de Honor . U.C.L.A. Barquisimeto

* 2009 Reconocimiento y Boton de Honor . U.C.L.A . Barquisimeto

* 2009 Homenaje a Macario Colombo “ Un Arbol por la Vida “ Realizada por I.A.R.T.E.S. y El Gabinete del Ministerio del Poder Popular para la Cultura en el Estado Lara . Como Merecido Homenaje en Vida a quien es Patrimonio de La Plastica Nacional .



En: No Categorizado
Permaenlace: Serie de los Nuestros/ Macario Colombo Barquisimeto...
Comentarios: 4
Leído 4014 veces.



26.10.2009 GMT

La Nana Ian Welden Dinamarca /

Milagro
LA NANA
1
Desde las entrañas de Chile brotó la Nana.
Su destino estaba escrito en las leyes: § 1: No todos los chilenos son iguales.
Algunos estàn destinados a mandar y la mayoria a servir.
Era una niñita de diez años de edad cuando llegó a Santiago con su bolsita de
ropa, un espejo y una peineta. Se llamaba Maria Soto Luna y le faltaba un ojo.
Ella soñaba. En qué soñaría? En una muñeca, un vestido nuevo, amigas? en jugar?
LLegó a la poderosa casona de una familia felíz y adinerada. Le enseñaron
a gritos a despejar la mesa, darle los suculentos restos de comida a los perros,
barrer los pisos y encerarlos, y a sentarse sola en la cocina a comer su comida mientras
los patrones tomaban coñac y fumaban habanos y Lucky Strike en el living.
Le asignaron un cuarto pequeñísimo y sucio al lado de los perros. Jamás colgó un
cuadro. Puso si una estatuilla de la Virgen María en su velador y ahí, en la inmensa
soledad del universo se quedaba dormida. Y soñaba con su pueblito de casuchas
pintadas con cal, en valles y bosques y montañas y en la mamá que murió cuando ella nació.
2
Sorpresa y alegría! La patrona estaba embarazada y dió a luz a una perfecta guaguita de
pelo y ojos negros y blanca como la nieve. Una blancanievecita. Y María la adoró. Le
enseñaron a limpiarle la caca, a darle el biberón porque la patrona no tenía leche y
lavar los pañales. La patroncita fue bautizada Lucía Jane Mary Johnson Larraín pero
la Nana no fue invitada al pomposo bautizmo. Se quedó en la casa haciendo sus labores
y pensando en Luciita a quien ya amaba como si fuera su hermana menor.
3
La Nana no recibía sueldo. Qué iba a ser una rota mocosa con dinero? Techo comida y
trabajo. Que mas quiere? Carajo!
Lucía se transformó en una dama cuya belleza quitaba el aliento a los hombres. Nana
le escobillaba su cabellera larga y negra como el ébano, la vestía, le hacía la cama y también
las camas de los patrones además de pasar la escoba por toda la casa, encerar los
pisos, atender a los patrones, preparar los pisco- sowers para el aperitivo, cocinar el
almuerzo, servir el almuerzo de tres platos y postre y cafés, lavar la losa, limpiar la cocina
y ver que a los perros no les faltara agua o comida.
Los patrones se pusieron viejos por supuesto. Doña Lucía conoció a un funcionario de la embajada
inglesa y se casó. La Nana tampoco fue invitada a la ceremonia, pero tuvo el agrado de vestir
a la señora Lucía de blanco y preparale su ramo de flores. Que dicha para Nana que daría su
otro ojo por servir a Doña Lucía.
4
Lucía mi madre, tuvo cuatro hijos. Ahí conocí a la Nana, quién fue una segunda madre
para mi. Sus ordenes eran ley. Mis abuelos, mi madre y mi padre
le dieron autoridad sobre nosotros los niños. Y sobre la otra pequeña niñita que llegó a la
casona con un bolso lleno de ropa e ilusiones. Se llamaba Bernarda.
Ernest bebía a escondidas y el patrón lo hacía en público.
La Nana le cantaba a Don Charlito para hacerlo dormir:
Estaba la pájara pinta
sentadita en un limón.
Ay ay ay sentadita en un limón...
Ahora aquí debo detenerme a pensar. Qué estoy haciendo? Estoy hablando de mi padre y
de mi abuelo. De mi madre y de mi abuela. Mi familia. Gente amada y venerada por mí.
La Nana era parte de mi familia, mi segunda madre. Y Bernarda era como mi hermana mayor.
Yo tendría seis años de edad cuando comenzé a ver mas de lo permitido. Me rebelé contra la
§ Nr. 1 en silencio. No se lo dije a nadie hasta que cumplí los quince años. Ahí comenzó la
intringulis social como cantó Victor Jara.
Pero mi abuelo era jovial, cariñoso y generoso conmigo.
Mi abuela me protegía como una Ángel de la Guarda.
Mi madre se habría sacado el pan de la boca para dármelo a mí.
Y mi padre era manso como una gacela, asombrosamente ingenioso y dulce como el azúcar
cubana.
5
La Nana subió de jerarquía. Ahora trataba a Bernarda como ella fue tratada en su niñéz. Y
nos gobernaba a nosotros. Aún no recibía sueldo y seguía durmiendo en el miserable
cuarto contiguio a los perros. Pero si necesitaba algo, ropa, reparar sus anteojos oscuros,
una pomadita, remedios para sus constantes dolores de estómago, solamente tenía que
pedirle a Luciita, mi madre.
Seguía comiendo en la cocina, ahora junto a Bernarda y ambas nos servían y escuchaban
ocultas tras la puerta las conversaciones de la familia Johnson.
Ellas no tenían familias, esposos hijos. Jamas lo tendrían.
El señor Ernest se emborrachaba en cada comida y el Patrón y él discutían
agresivamente sobre cualquier cosa.
6
Nana odiaba al señor Ernest y él le temía a Nana.
Y Don Charlito miraba todo esto con fruición y horror.
La Nana compró una radio! Y los niños se la pedían prestada. Hasta que se rompió.
Nunca tuvo dinero para comprar otra. Se quedó sin escuchar las novelas de medianoche.
Nana hacía un regalo de frutas de verano para las navidades y a Don Charlito
le hacía una torta de merengue para su cumpleaños. Tenía un sobrino,
Pedro, quien venía a verla todos los meses. Pedro no era admitido en la casona
y tenian que conversar en la interperie. No era decente, es pardo, decían los patrones.
Nana se enfermaba más y más. Sus dolorers de estómago eran insoportables.
Vino un médico, de los baratos, a verla. No nuestro medico de cabecera. Diagnosticó
histeria. "Es histérica Señora Lucía, no le haga caso". Nana consumía anlagésicos
como si fueran caramelos. Y tan solo comía una sopa aguada de maizena.
El señor Ernest sacó la foto de La Nana y Don Charlito. Esta que se muestra aquí. Ella siempre
le decía a Don Charlito " No mire para atrás Don Charlito; no vale la pena".
El alcoholismo de Don Ernest se puso violento. Fue expulsado de la casona por el patrón y por Lucía.
Perdió su trabajo en la embajada inglesa, perdió a su familia. Ahora rondaba por las calles adyacentes
a la Estación Mapocho, mendigando en bares y durmiendo en hoteles de mala muerte.
7
Nana, a pesar de su histeria seguía administrando la casona. Instruyendo a Bernarda en las labores,
enseñándole a los niños a ser buenos cristianos, lavando platos y limpiando suelos. Se levantaba
a las cinco de la madrugada a alimentar a los perros y encender las luces y se acostaba a las doce
de la noche, luego de despertar a los niños para que orinaran en la bacinica porque se mojaban.
Apagaba las luces y se dormía extenuada soñando como siempre con su pueblito, sus valles, sus montañas.
Don Charlito la veía flotar por los oscuros pasillos de la casona, en busca de alguna escoba. Subía
la gran escala flotando para hacer las camas por las mañanas. Bajaba las escalas flotando y entraba flotando
a la cocina. Le decía a Don Charlito que era porque le dolían los pies pero que era un secreto. Que no
se lo fuera a decir a los patrones ni a Luciita.
Bernarda dejó de soñar con muñecas y riquezas. Aprendió rápidamente cual era su posición en
la vida. Sin sueldo. § Nr. 1.
8
Como suele ocurrir, la vida transcurrió. Mansa y rápida para los patrones y su familia y muy lenta y
escabrosa para la Nana y Bernarda.
Los niños crecieron. El mayor se fue para siempre y la Nana lloró amargamente para siempre.
Las niñititas se hicieron señoritas y Don Charlito se transformó en Don Charles.
Las señoritas ya no eran delegadas a la cocina para ayudar a la Nana con las tareas culinarias.
Ahora, aparte de sus deberes colegiales iban a bailes los fines de semanas y tenían novios
que genealmente eran compañeros de curso de Don Charles. Aspiraban a casarse y tener guaguitas
blancanievecitas.
Una noche cuando mi mamá dormía, yo me desperté con los aullidos de mi nana. Intenté
taparme los oidos con la almohada para no saber. Desperté a mi mamá y bajamos las escalas corriendo.
La nana estaba en el suelo, en su cuarto. Gritaba como bestia herida. Estaba empapada en
su orina y olía a excremento. Yo vomité. Bernarda rezaba un ave maría en un rincón. Me
sorprendió su palidéz. Ayudé a mi madre a acostar a nana en su cama. Mi madre me pidió
que me fuera.
Yo corrí a mi cuarto y me escondí en mi cama y me quede profundamente dormido.
No recuerdo donde estaban mis hermanas durante la crisis que se había desatado
y que habría de marcar de por vida a mi familia.
9
La nana murió.
Estaba en su lecho con su pelo canoso cuidadosamente peinado y sin sus anteojos oscuros. Le vi su ojo
ahora tan muerto como ella, por primera vez.
Yo me fuí al living y puse el disco Revolver de Los Beatles en el tocadiscos. Mi madre me
increpó: eres un desalmado! tu nana está muerta y tu lo único que piensas es en ti mismo!
No era verdad. Yo no sabía que hacer ni donde hacerlo. Tan solo tenía la certeza de que ya
no era un adolescente. La muerte de mi nana me transformó, para mi sorpresa y horror, en un hombre.
La misa, organizada por Lucía, fue hermosa. El sermón modesto y adecuado a las circunstancias. Muchas
flores blancas y un coro profesional cantó el Ave María de Franz Schubert.
El entierro en el Cementerio General de Santiago fue muy extraño. Estaba Don Charles y Doña Lucía. Y los
ayudantes. Nadie más. Don Charles abrió la ventanilla del féretro y observó a la Nana. Le llamó la atención que
tenía sus anteojos oscuros. Para qué? Lucia y los ayudantes estaban conversando a un lado de la tumba familiar
y Don Ian vió a la Nana saludándolo y diciéndole: Iancito, no mires para atrás; no vale la pena.
La encerraron para siempre en la tumba familiar. La lápida de la familia Johnson era impresionante
y poderosa. Ahí estaban los nombres de otros cadáveres Johnson Larraín sepultados durante los
pasados años. A la Nana le pusieron una humilde piedra apartada de la lápida, la torpe inscripción NANA
hizo que Don Ian llorara como si jamás antes hubiera llorado en su vida.
Resulta que la autopsia de mi nana indicó cancer al higado. No pudieron detectar la histeria.
Y en esos tiempos yo veia a la nana flotar por los pasillos de la casona cantando:
Estaba la pájara pinta
sentadita en un limón
Ay ay ay sentadita en un limón...
Ay ay ay!
Ya no me acuerdo de los dias posteriores a su muerte. Bernarda asumió el cargo de
asesora del hogar y llegó una nueva nana desde las entrañas de Chile. Los valles y las
montañas. Y así se sigue repitiendo la historia, ad infinitum.
Ian Welden
Copenhague, Dinamarca.
Fotografía: Welden.


En: No Categorizado
Permaenlace: La Nana Ian Welden Dinamarca /
Comentarios: 0
Leído 1755 veces.



26.10.2009 GMT

Desertikon / Antología / Narrativa Mendocina Contemporanea

DESERTIKÓN

Antología y de poesía y narrativa mendocina contemporánea

Eloísa Cartonera - 2009

Prólogo

Hay que mirar al libro como árbol si y sólo si se necesita desesperadamente una sombra bajo tanto sol desértico. En una aldea del farwest argentino, se convoca –mediante gritos, humo, migraciones de pájaros- a poetas, cuentistas, patógrafos, en fin, sedientos de literatura en general: target sinuoso sin duda, pero que implicaba un haberse mandado alguna en el pueblo, cierto no haberse quedado en casa... Con pala y pica de alquimista y chupayas de lector herbolario, se empiezan a seleccionar no tanto raíces subjetivas, nervaduras estilísticas o frutos maduros, como semillas multisensoriales, texturas vivientes que conecten (al texto) con la lengua, el cuerpo, la política, el deseo y la cultura, de modo que con ellas nos sea posible hacer llover en medio de la sequía: chamanismo urbano, conjuro político contra la sed. Ah, el problema de las literaturas " TEXT-ALIGN: justify"> Esta antología no es, claro, la que cada alquimista-herbolario –incluido el lector- hubiera sostenido con su sola firma, pero sí una que viene a traer, por primera vez en décadas, el futuro de una literatura otra de Mendoza (y de Argentina). Una mansa literatura de frontera, oblicua, “border”, en el sentido de que su práctica –excéntrica, gozosa, ardua- y su distribución se urden al margen de las instituciones políticas, los criterios mercantiles y los ámbitos de recepción de la patética “cultura oficial”. O sea, no hay hoja de esta antología que haya sido escrita desde –o para - ningún poder. Por eso mismo, quizá, todas juntas producen no sólo la misma lluvia que las hará seguir creciendo fuera de la encuadernada fronda: también logran que goterones de tierra sísmica suban hacia el cielo abierto de las lecturas remotas. Hipertelia de la letra colectiva: ¡llueve hacia arriba!

Un árbol, en el desierto, imanta con sombra. La de este libro es transparente y húmeda, para que la mirada viaje por la distancia del presente.

Gastón O. Bandes

Me preguntaba qué podría hacer yo por ustedes,,, a falta de ocurrencia mejor, les cuento una historia.

¡Oh, Casa de imprecisos muros!

Al comienzo la discusión giró entorno a cómo justificar la antología o, más precisamente, la selección que ésta presupone. Podía ser un tópico o un criterio. No se encontró ni una ni otra cosa.

Entonces –muchos días transcurrieron- se optó por el consenso entre un grupo de invitados.

En la inesperada mañana –tras merodear la Casa- se nos convida participar en la condición del invitado.

Luego se leyó. Y luego se votó.

Esto es el consenso directo entre seis invitados.

El consenso no siempre fue unánime.

Antes, mucho antes, se habló del año dos mil, de las intervenciones urbanas, de la ruptura con los paradigmas provinciales, del ajornamiento, del estudio, del estudio de los contemporáneos, de la no identificación con tradiciones locales, etc.

Ahora es esto.

Nos une -al entrar en la Casa- la común condición del invitado.

Una antología es siempre un recorte arbitrario. Hay arbitrariedades valientes y consecuentes y otras cobardes y condescendientes. El arbitrio de esta antología se ejerció desde la común condición no poderosa del invitado .

Ningún invitado gestionó su entrada, de manera que –al permanecer en la Casa- nos une la común condición sin más salvaguarda que la de nuestros dispares dones.

(Un prólogo –a mi juicio- debe favorecer la lectura posterior, estos datos –al tiempo que encuadran el trabajo- pretenden ese cometido) .

¡Oh, Casa! ¡Oh, Local lengua!

Darío Zangrandi

       
       
     -Como un     mandala le dije esa noche a M., porque, corte que somos seis, juntándonos una vez por semana, desde septiembre. Arrimando escritos nuestros y de otros, textos, poemas; y claro: la moneda para comprar unas cervezas o un vinito, en algún quiosco por ahí. Leyendo;... y hablamos: bocha de cosas,y hablamos mucho,con deleite, sedientos; íbamos por el trayecto alternante al sopor y la severidad insaciable del paisaje; que han definido la identidad de esta ciudad con nubes agoreras de la academia o los gusanos de una cultura colonoregional.   
    Antologogente que media comunera; y con la cartonera oportunidad ahí, claro. Qué mansas noches ! : atinando o no, pero pillos a la hora de elegir el contenido del envasado. Y a veces E. nos cocinó pastas. Una tarde de sábado L. hizo un asadito…, ese día :manso calor loco. Otra vez  en el auto de D. todos fuimos a comer pizza hasta la casa de G., que después como a fines de marzo y en la mesita del Bar Babylón, dijo: - Esta antología chicos; vieron no!?no hay nadie que ejerza poder. ninguno tiene un poder total. Y, corte que no sé ; a mi me gustó ( el poder todo lo empobrece y aquieta); me lo tomé para el lado que en esas juntadas, hubo por ahí un nosotros como deseo anhelante,… un  inminente espejismo al medio de la calle; sucia de papeles y envases vacíos y caras de turistas diciendo:- ya paso el desfile ?!. Un  desafiar la desidia e inquina que nos viene empobreciendo más, y a full, a este destino provincial, de borde, de frontera.   
     
    Claudio Rosales   

Cuando veo una muestra colectiva de artistas plásticos contemporáneos tengo como método observar detenidamente los cuadros antes de ver el nombre del autor, esto me da una visión más directa de la obra, me permite evaluar los efectos que producen en mí sin la contaminación que supone conocer con anterioridad el trabajo del artista.

En esta antología el proceso fue todo lo contrario, pero la idea fue lograr la misma impresión final, ver cada texto como un objeto artístico bien realizado, pensado como una obra de arte en si misma. Lo difícil fue tratar de consensuar una visión única entre todos los participantes de este proyecto, que al final no conseguimos. Como curadores con criterios muchas veces diferentes logramos una muestra democrática. Al momento de seleccionar, cada texto fue analizado desde distintos ángulos, hubo largos debates que sólo pudimos resolver a través de la votación, aunque al principio esta metodología fue lenta y trabada tuvimos la capacidad de transformar nuestras discrepancias en una sumatoria de voluntades.

Leonardo Pedra

Escribir un prólogo como traición nunca venganza.

Como dice Facundo López en uno de los poemas no incluidos en ésta: “que vivamos en traición, nunca en venganza”

La cuestión de lo de afuera, de lo dea dentro, y dios oh dioso, de los límites que no aplican ni apelan, pero molestan el hágase desbordándose.

La traición es acción, la venganza, reacción.

Con que: en el haciéndose hubo Ensayos, amplios, blandos, inesperados, Traiciones a la tradición y el escepticismo, la Hiperlegibilidad de la experiencia cutánea, y mucho Explota-explota-que-expló, explota nuestro corazón. Agüita y azúcar en la olla de campaña de ésta, la escuela del pedemonte.

A por la jalea dijimos, alegres como abejas zumbonas.

El profesar directo, sin rebotes /ensimismada/: la lengua al mismo tiempo, sin antenas /babélica/.

¿Corazones como bombones? ¿Ricos? ¿Sabios? Cosas que te jalan, otras sólo se jalonan. Fichas del apetito y no del hambre a fin de cuentas.

Haremos lo que pudimos, todo lo dicho podrá ser tachado de… jalea al fin, nuestra jalea.

María García

Hay un desierto. Pero tampoco tendría sentido decir que estoy en el desierto... ese desierto no es trágico ni está deshabitado, sólo es desierto por su color ocre y su luz, ardiente y sin sombra. En él hay una multitud bulliciosa... *

De las muchas líneas que atraviesan, de un texto a otro, esta antología, la experiencia del desierto conecta este viaje por 25 escrituras muy diversas. Sin contar con un mapa previo, el único modo de saberlo era salir a explorar el territorio propio con una horqueta de rabdomantes, aguzar el oído a las vibraciones, y entonces aparecen aquí napas subterráneas, allá un río o manantial, y en la superficie, dispersos, cactus que rinden su trago amargo, toda una vegetación enrevesada y espinosa que guarda durante años, como en un relicario, su pequeño y altivo corazón de lluvia. Y todo eso es bueno para la sed.

Desertikón , decimos de este sitio que ya no es la palabra del enemigo, que inmoviliza al asignarnos una identidad determinada en esa borradura nacional -la conquista del desierto, se decía con violencia de algo que estaba lleno de poblaciones con sus cultivos, su flora, su fauna, sus civilizaciones, su arte, sus lenguas. En la torsión irreverente de la palabra, aparece nuestra área encantada de registro, donde se inscriben múltiples nuestros trazos: todo está por decirse desde esa suerte de página en blanco. Que tampoco está tan blanca, vamos.

Desde acá escribimos, contra la aridez de políticas culturales abocadas exclusivamente al próximo guión de la Fiesta de la Vendimia, mientras la marca registrada de la S.A.D.E. entona loas al vino del turista en un paisaje folk hecho de retóricas ya cristalizadas. Al mismo tiempo, una Facultad de Filosofía y Letras controlada por el catolicismo siniestro -cómplice de la dictadura y sicaria del neoliberalismo- conserva sus momias de lenguaje por deshidratación a secas. Sumemos los espejismos de actualidad de una prensa servil a las mafias mediáticas, y pará de contar.

Demasiados años de sequía: nos precede una antología editada por Colihue, en 1991, con fines pedagógicos, y una antología temática de Alfaguara, organizada según criterios regionalistas: Mitos y leyendas cuyanas, de 1998. Entretanto, en las calles, en los bares, la multitud bulliciosa iba haciendo sentir sus voces. Esta antología que está ahora en tus manos, lector, sale de nuestro deseo de dar cuenta de esa movida, que excede el marco del regionalismo: latinoamericana por derecho de lenguaje, desertikón entra en la zona de confluencia de ese margen con el que Eloísa Cartonera construye su catálogo. Escrita para ningún poder, desde ningún poder, es la afirmación gozosa de un poder-hacer, poder-decir aquello que cada texto localiza : conexiones muy particulares con el cuerpo, la política, el deseo, el paisaje: otros recorridos ahí, donde se tejen nuestras micro-historias.

Un mapa posible : nada más lejos del trabajo de Eloísa Cartonera como editorial, y del nuestro como antólogos, que intentar erigir un monumento de o a la cultura, porque, como decía Artaud, “No me parece que lo más urgente sea defender una cultura cuya existencia nunca ha liberado a un hombre de la preocupación de vivir mejor y de tener hambre sino extraer de aquello que se llama cultura ideas cuya fuerza viviente es idéntica a la del hambre”.

Antes bien, de las más de sesenta escrituras que acudieron al llamado, éstas son las que imantaron, de un modo u otro, nuestras varillas de rabdomantes. No es una antología exhaustiva, no se trata, entonces, de la clausura de un conjunto, sino de echar una mirada en ese espacio que nos decían desierto, para establecer ahí nuestro campo de juegos, abierto a los horizontes de la escritura por venir, la que deseamos.

Eugenia Segura



* Citado por Deleuze, Mil mesetas, Valencia, Pre-textos, 2006, p. 36



En: No Categorizado
Permaenlace: Desertikon / Antología / Narrativa Mendocina Contemporanea
Comentarios: 0
Leído 1740 veces.



26.10.2009 GMT

Trova a la Añoranza / Maritza Alvarez

Trova a la añoranza

Canto I

Cuando la tarde cae cansada

Y frágil entre mis manos blancas

Cuando hasta el reloj se paraliza

A beberse un segundo, sediento y moribundo

Me detengo y sumerjo en un sinfín de emociones

Y en los rumores que me llegan distantes

En el tráfico que aún ruge sus trayectos

En el ladrido de los perros encerrando coloquios

Que no entiendo ni pretendo

En las voces que por mi calle pasean

Pongo entonces mi pensamiento

Afiebrado, inquieto y difuso

En lo logrado en la jornada

Y a veces duele y arde aquí adentro

Porque tú sigues en el mismo sitio

Interminable historia de diez páginas

Multiplicando por treinta las quimeras

Canto II

Das vueltas dentro mío,amado

Me rondas cabal y pleno

Me estremece profundamente este sentimiento

Tan desconocido y diferente a todo

El amor es siempre el amor

Pero tú me has enseñado más

Y me sacude ese sólo pensamiento

Me conmueves grandemente tú, todo tú

Y mi tierra se vuelve extraña, amor

Silente y meditabunda

Porque ya no tiene secretos que contarme

Porque ya no le pertenezco

Y aquellas “oscuras golondrinas”

Se elevan y se agitan en mi alma

Transparente, ligera, volátil en esta hora

Con ella me veo aferrada a ti y a tus caprichos

Sujetando tu alma frágil

Amando tus ciclos

Como si fuera mi último grito

El último sueño que voy a soñar

La última canción que en mi alma voy a entonar

Canto III

Tu alma,

Tu alma es un pájaro que sueña

Y encuentra sus raíces en la tierra

A veces se encumbra a las alturas

Buscando nuevos horizontes azules, creadores

Como águila sagaz y certera

Que lucha y aprovecha las corrientes de aire

Otras, cae en picada como Juan Salvador

En su aprendizaje duro y febril

Expectante

Y es ahí cuando tengo que sujetar mi estrella

Que se me va de mi lado

A calmar las heridas de un corazón agraviado

Entonces aquieto

Curo

Sano

Y vuelvo

Más enamorada

Y más completa

Canto IV

A la vida he dado mi sangre

Han latido mis sienes hirientes tantas veces

He dado pasos que mi propia alma desconoce

He alimentado pájaros y perros

Me he visto criando hijos sin saber nada

Sin tener el talento siquiera

Cuidando de ellos como de mi vida

Aún en la incomprensión

Mi alma se ha aferrado a hacerlo

Como un grito desesperado

Un grito a la vida que canta al amor

He trazado líneas fuertes y otras

No tanto, pero han sido hechas

He podido hablar de Dios

He amado desde lejanas latitudes

Comprobando de lo que soy capaz

Y de todas las veces que he amado

Aún en la no correspondencia

Saco cuentas positivas

Y apunto una estrella en mi alma

Canto V

Me encuentro y me asusto de mis hallazgos

Me despierto y me resultas intenso

Me siento llena de vida

Vaporosa y excedida

Y mendigo entonces

En las esquinas y en las plazas

En el estacionamiento y en la playa

En el ocaso y en el mediodía

Mendiga soy de las primeras luces

Que encuentran su descaro

De la noche que choca con la pasión

Mendiga del amor y sus señales

Mendiga de este sentimiento tan real

En mis venas que aglutinan de sangre

Que ahora quema y hiere

Desbordante de deseos

Materialmente indispuesta

Fundamentalmente apartada

Helénica de guerras no peleadas

Argumentada de sobra

Sobrante de argumentaciones

Paralíticamente estática

Suntuosamente adornada para nadie

Sintéticamente esclavizada a lo creado

Contagiadamente enamorada

Canto VI

Vínculos

Son vínculos que nacen entre tú y yo

Son amalgamas insustituibles que alargan la pasión

Llevan referencias de otras vidas

Y se empinan en mis órganos vitales

Augurando prodigios, señales y misterios

La calma de esta hora lo hace todo leve

Pero en mi instinto de mujer

Amante e intensa, sé

Que una y mil veces será “la” historia

Penetrante hasta el exceso

Que va a traspasar las emociones conocidas

Brutalmente urgente, intencionalmente viva

Porque ya empezó a abonarse el tesoro

Y crece, se intensifica y da voces de júbilo

Ante la llegada de su amado

Daré pues la venia a lo inevitable

A este desgarrado deseo que yace

En estado vegetal esperando lo despiertes

Anónimo

Pero muy tuyo

Canto VII

En tu tarde nórdica

Volando libre

Como un globo que escapa al cielo

Pienso en tu motivo presente

En la visita fraternal y de despedida

Que te debes y mereces

Te retengo en mi pensamiento

En esta mañana llena de piedades

Y me alzo contigo

Y te observo desde las alturas de mi cielo

Que es el tuyo también

Y te bendigo, hombre de contrastes

Sereno y angustiado

Pasos de luces y noches

Mente surrealista y cierta

Tan cierta como tu existencia

http://verbal-maritza.blogspot.com/

mary2764@gmail.com

maritza_alvarez_vargas@hotmail.com

Fotografia de orquideas

http://www.maphi-sto.de/flohmarkt/ansichtskarten/venezuela/bilder/Venezuela_058.jpg



En: No Categorizado
Permaenlace: Trova a la Añoranza / Maritza Alvarez
Comentarios: 0
Leído 1445 veces.



24.10.2009 GMT

Tacarigua de la Laguna /Edlia de Borges

TACARIGUA DE LA LAGUNA

Hola amigos todos, les cuento:

Un magnífico día para tomar el autopista hacia la zona de Barlovento en el estado Miranda, después de un cercano “puente” no había mucha gente que bajara hacia la playa.

Unos pequeños “descuidos” en la dirección a seguir nos hizo devolvernos a mitad de la vía para lograr camino cierto y con la ayuda bendita de un amable conductor y su señora que nos precedieron pudimos llegar a uno de los puntos que buscábamos. San José de Río Chico pueblo que “hervía” de gente lugareña que hacía mercado en plena calle. Las variadas verduras y hortalizas, se mezclaban con brillantes frutas de topochos, titiaros, guayabas, piñas, lechosas, patillas e insólito: “martinicas” las cuales yo les he venido siguiendo el rastro desde hace tiempo, esta fruta no se consigue en Caracas y con ella se elabora un delicioso dulce, cuya receta herencia de familia me reservo. Por supuesto que me las traje conmigo.

Nos desviamos por una carretera de tierra, el aviso que anuncia la chocolatería casi no se ve porque la cubre en parte la vegetación, al final de la misma estaba lo que buscábamos: Las instalaciones de la chocolatería “Mis Poemas”, una empresa que con el sabroso cacao de esa generosa tierra, elaboran artesanalmente “finezas” de chocolate.

Lamentablemente hoy no había “visita guiada” por la pequeña fábrica, sin embargo el salón de exhibición y venta estaba abierto, allí fuimos atendidas por la propia dueña y su hija. Indecisas ante la variedad de atrayentes y ricos productos, elegimos algunos, mientras saboreamos un calientito té de cacao que nos fue obsequiado. Con nuestras compras nos retiramos satisfechas.

Seguimos camino hacia el centro del pueblo en busca de otra famosa artesana del cacao, Petra Galarrága. En su pequeña y modesta casa que no tiene ni un aviso del tesoro que hay dentro encontramos a Petra, una alta, delgada y elegante barloventeña de 74 años quién desde hace 30 años tiene su negocio de fabricación de chocolates. Cuando comenzó a ejercer este trabajo herencia de su abuela, todo se hacía a mano, hoy día con su propio peculio posee algunas máquinas pequeñas que le facilitan la tarea, ya no muele ni descascara a mano. A la calladita esta valerosa mujer levantó a sus hijos ya adultos y profesionales. Dicta talleres a la comunidad, al Ince, a la universidad y a quien se lo solicité. Exhibe sus productos en ferias y exposiciones. Es todo un ejemplo de energía y amor al trabajo. Se mantiene activa y alegre. Acá también hicimos compras que no llegaron completas a la ciudad.

Proseguimos la ruta, atravesando el hermoso túnel vegetal que nos llevó hasta el pueblo de Tacarigua de la Laguna. Hacía tiempo que no lo visitaba lo vi como mucho más extendido en casas. Bastante gente en la calle aunque el sol caía a plomo. Nos llegamos hasta el embarcadero donde tuvimos una muy interesante conversación con el guardaparque, señor Gómez y luego alquilamos una lancha que nos llevó por recorrido de la hermosa laguna hasta la playa de “Miami”. El mar estaba tranquilo y el agua con una temperatura cálida, nos faltó tiempo para zambullirnos en ella, pero con precaución porque en este sitio hay muchas “corrientes fuertes” y huecos en la arena, donde por descuido una pasa algún susto.

Permanecimos en el sitio unas horas lánguidas y tranquilas, almorzamos disfrutando de la hermosa vista de esta playa larguísima y desierta. Pero llegó la hora de partir, el lanchero ya nos esperaba en el embarcadero. La bellezura del entorno nos deja pensativas y las cámaras se quedaron sin batería de tantas fotografías que tomamos.

Una parada más en la vía para comprar fruta y tranquilamente en poco tiempo llegamos a la bulliciosa ciudad de Caracas.

Nos vemos en la próxima.

Edilia C. de Borges



En: No Categorizado
Permaenlace: Tacarigua de la Laguna /Edlia de Borges
Comentarios: 0
Leído 2491 veces.



23.10.2009 GMT

Poesía Haykus Gloria Benítez Argentina

HAIKU



Han estallado Amaneciendo Reina del agua
jardines de palacio el duraznero en flor serena flor de loto
¡Oh crisantemos! entre las luces. abre sus alas.



Mención de honor



Dejando huellas

bordaron las gaviotas

toda la arena.


2º Premio



Noche en el Delta

una chata leñera

quiebra el silencio

Gloria Benitez

www.haikucongloria.com.ar




http://www.bing.com/images/search?



En: No Categorizado
Permaenlace: Poesía Haykus Gloria Benítez Argentina
Comentarios: 0
Leído 1974 veces.



19.10.2009 GMT

El Milagro por Ian Welden

Milagro

Las vidas del tiempo

“Silencio en la noche

ya todo está en calma

el músculo duerme

la ambición descansa..."

Carlos Gardel

¿Cómo no acordarme? Fueron tiempos sagrados y milagrosos en que el mundo giraba exclusivamente para mí.

Cada paso que daba era una aventura prodigiosa. Mis padres me protegían con orgullo y ternura y aprendí rápidamente a utilizar mi curiosidad, investigando los asombrosos misterios de las cosas que hicieron de mi temprana existencia la experiencia más asombrosa que habría de vivir.

Caracol caracol

saca tus cachitos al sol.

Eran pequeñas cúpulas labradas en madera frágil y barnizadas por el rocío. Con sus cuatro minúsculos tentáculos coronando las delicadas y enigmáticas joyitas, los caracoles majestuosos desfilaban por el jardín de mi infancia, dejando una estela de plata a su pasar . Creo que fueron mis primeros amigos, los espléndidos caracoles.

En esos tiempos frescos y luminosos en que cada cosa jamás estaba en su sitio, podía contar con ellos. Sabía que siempre estarían esperándome.

También contaba con mi padre y mi madre. Ellos me amaban y eso lo sentía como algo bueno y acogedor. Era reconfortante ver a mi padre trabajando en su taller de carpintería, siempre sonriendo con su pipa colgando de la boca. Y a mi madre tendiendo sábanas blanquísimas a la brisa, cantando " La Cumparsita " a todo pulmón bajo el sol de una profunda mañana de diciembre.

"Si supieras que aún dentro de mi alma

Conservo aquel cariño que tuve para ti..."

Me fascinaba vagar por entre los poderosos nogales que rodeaban nuestra casa y observar a los gorriones que anidaban en las ramas cuando la primavera irrumpía de súbito y orgullosa en el jardín. Ya más adelante treparía a esos árboles nobles y dejaría gusanos y migas de pan en los nidos jugando a ser el viejito pascuero.

A veces caían avecillas nuevas y yo las recogía con sumo cuidado, las atendía y alimentaba hasta que morían. Y ya aún mas adelante en el futuro, siendo adolescente, las mataba con fruición con el flamante rifle de aire que mis padres me regalaron una premonitora navidad.

Pero todavía estaba muy lejos de imaginar que un día iba a atravesarle el estómago con mi bayoneta a un soldadito pequeño y aterrorizado como yo, y que este gritaría "¡Mamá!" antes de caer en el lodo cubierto de cadáveres.

Si. Así, un día cualquiera, precipitadamente y para siempre, puede terminar la alucinación de la niñez.

Como todo muere, mis padres lo hicieron también en silencio cuando cumplí los veintiún años de edad. Yo venía llegando de una guerra masiva y desalmada convertido por supuesto en un monstruo.

Los enterré en el patio trasero de lo que quedaba de nuestra casa, escupí al cielo con menosprecio y me sentí desolado y enfermo como esas avecillas que caían del cielo.

Vagué interminablemente por los escombros de la ciudad con mi fusil muy cerca de mi corazón, buscando no sabía que. Sentía que el universo entero se había transformado en un cementerio donde hordas de almas solitarias, hambrientas y temerosas deambulábamos sin destino recogiendo coles y patatas de las cenizas. Dormíamos en las tristes cáscaras de los otrora vanidosos rascacielos puentes y palacios.

Los maestros en la escuela siempre nos señalaban que el ser humano, de todas las criaturas, es el animal con más capacidad de sobrevivencia y adaptación. No sé de donde ni como reaparecieron el sol, la luna y las estrellas.

Las calles y los edificios fueron lentamente reconstruidos y el viento dulce y libre de vicios brotó a borbotones desde las fieles montañas sanando por un tiempo nuestra locura colectiva.

Volví mansamente y sin fusil a mi casa destruida, a mi jardín y al canto lejano y fantasmal de mi madre.

"Yo adivino el parpadeo

de las luces que a lo lejos

van marcando mi retorno.

Son las mismas que alumbraron

con sus pálidos reflejos

hondas horas de dolor..."

Inspirado por el recuerdo de mi padre, su martilleo y su aroma a maderas, fui armando poco a poco el rompecabezas de mi hogar.

Trabajé cinco años en la soledad más absoluta. Iba puntualmente todos los días a las siete de la tarde a bañarme y comer en los campamentos de la Cruz Roja y luego daba un paseo nocturno por la ciudad ya nuevamente maquillada y coqueta.

Como aún no existía el dinero, un vaso de cerveza o de vino era ofrecido gratuitamente todas las noches por el nuevo gobierno de El Presidente.

Y en la centenaria y oscura taberna "El Vagabundo Feliz" conocí a un ser maravilloso que me arrebató de la soledad regalándome nuevamente mi vida.

Yo había violado a hembras durante la guerra. Era parte de la estrategia para desmoralizar al enemigo pero también un inspirador botín para los soldados. Nuestros oficiales y dirigentes medían nuestro compromiso y heroísmo por la cantidad de violaciones a nuestro haber. Ellos también lo hacían más elegantemente ocultos en sus búnkeres y fortines.

Pero el bendito acontecimiento de ser consolado de las desdichas, absuelto de los pecados y codiciado por una mujer me transportó a una serena realidad aún no conocida. Esa misma noche me la llevé de la mano a vivir conmigo y ya al día siguiente colgaban delicadas cortinas rosadas en las ventanas y avecillas alborotadas tomaban baños de luz en las posas de sol en el jardín.

Me purificó con sus ojos mañaneros y me domó con su cuerpo generoso. Me enseñó los verdaderos secretos y significados de las estrellas que contábamos por la noche. Yo le mostré a mis amigos los caracoles y recogíamos las avecillas caídas para volver a ponerlas en sus nidos. Nos amábamos en las madrugadas mientras los roqueríos de las playas nos protegían cual guardianes descoumanles. Nos alimentábamos de exóticas criaturas multicolors que el mar nos ofrecía con ternura. Y bebíamos aguas afrodisíacas de las fértiles vertientes que brotaban de las colinas exclusivamente para nosotrso.

Reíamos.

En realidad no lo había hecho desde mi infancia. Reíamos juntos y bailábamos con ternura los melancólicos tangos que llegaban desde algún misterioso país lejano, cansados y crujiendo, a la vieja radio de mi padre.

"Criollita de mi pueblo, pebeta de mi barrio

la golondrina un día su vuelo detendrá..."

Y mi golondrina detuvo para siempre su vuelo una silenciosa tarde de verano.

Construí un ataúd de madera de pino y la enterré al lado de la tumba de mis padres.

Nuestro hijo de apenas dos años de edad lloraba desconsoladamente porque yo también lloraba desconsoladamente.

Y así se nos pasó el tiempo intransigente hasta que un día abrí los ojos y el niño estaba en mi taller aserruchando y martillando cual carpintero virtuoso.

Fumaba de mi pipa y se rascaba la barba y los bigotes cubiertos de aserrín. En la cocina una adolescente de cabellos negros y ojos azules producía aromas y vapores exquisitos.

Me levanté de mi sillón milenario dejando para siempre en sus almohadones mis lágrimas ya secas y me dispuse a vivir nuevamente.

La ciudad estaba irreconocible con sus rascacielos prepotentes, sus luces tricolores y sus esquinas pobladas por seres violentos.

Gigantescas pantallas multicolores colgaban de los edificios exaltando agresivamente a las multitudes a comprar y a votar por El Padre o por El Presidente. Los magníficos y majestuosos árboles de las alamedas y las íntimas y amistosas placitas habían sido desplazadas por monstruosas construcciones de vidrio y metal, en cuyo interior habían ciudadelas que imitaban exactamente lo que ocurría en el exterior. Y la bulla, cruel y ensordecedora que había reemplazado brutalmente el silbido del viento, el canto de las aves, el susurro del mar, el álido murmullo de las conversaciones y el silencio de los caminos.

El Padre, un general de ejército muy popular por sus triunfos en la guerra, tenía ahora al país en su bolsillo. Pero quería más. Tenía grandes ambiciones políticas, visiones de un imperio global. Necesitaba si consolidar su posición de dirigente máximo ante el mundo entero mediante un evento electoral grandioso y definitivo que derrotara para siempre a su rival El Presidente.

"Caminito que entonces estabas

bordeado de trébol y juncos en flor

una sombra ya pronto serás

una sombra lo mismo que yo..."

Recuerdo que esa noche soñé con mi golondrina. Me tendía sus manos y me invitaba a ir con ella.

Mi hijo y su mujer tuvieron dos mellizas que con el tiempo aprendieron a quererme. En un comienzo me temían y lloraban cada vez que veían a este viejo loco y peludo vagando por el jardín cazando mariposas o deteniéndose a hablarle a las tumbas ya cubiertas de musgoy tiempo.

Mi hijo y su mujer trabajaban día y noche en la carpintería, y sintiéndose solas y abandonadas como yo, las mellizas venían a mi y yo les contaba acerca de mi niñez, de mi golondrina perdida y de las avecillas caídas que yo consolaba en sus agonías.

Un día amanecí muy muy viejo. Entonces mis nietas ya convertidas en dos mujercitas hermosas me ayudaban a salir de la cama y me sentaban en mi sillón frente al televisor. Me interesaba ver los noticiarios y seguir el proceso electoral.

Más adelante me trasladé al viejo dormitorio mío y de mi golondrina desde donde podía vigilar su tumba, oler los últimos resquicios de su perfume e intentar ordenar mis tantos recuerdos desarmados.

Un atardecer largo y cálido como un desierto yo estaba escribiendo estas memorias cuando las mellizas irrumpieron en mi cuarto con lágrimas en los ojos. Yo entendí inmediatamente. Lloramos juntos . Yo creía que había erdido mi habllidad de llorar de pena. Mi hijo entró en silencio vistiendo mi viejo uniforme de partisano. Con una ametralladora colgando de su hombro izquierdo me dió un profundo abrazo. Y se fué, así no más, con su mujer y sus hijas a las montañas.

Y nuevamente comenzó la matanza y la locura colectiva. Mi casa fue ocupada por las tropas azules de El Presidente. Eran niñitos pálidos y asustados. Me dejaron en paz en mi cuarto y me traían el desayuno y la cena puntualmente. Salían a hacer sus terribles crímenes por las noches.

Volvían ebrios y ensangrentados en los crepúsculos. A veces traían en sus hombros a algún cadáver azul. Otras veces traían a prisioneras a quienes violaban y torturaban para luego lanzarlas a las calles incendiadas como si se tratara de perras extraviadas. En medio de la gran orgía de terror se escuchaban las voces ocultas El Padre y El Presidente en la radio. La televisión sólo mostraba inberbes películas desteñidas de Elvis Presley.

Y luego todo fue interrumpido nuevamente por el siniestro silencio de la derrota de todos.

Ahora después de un año de soledad infinita, en esta mi pobre habitación, escucho una vez más los entusiasmados quehaceres de la reconstrucción. El Padre y El Presidente han hecho un pacto de colaboración y amistad.

Ahí los veo mi pantalla de televisión, relucientes y sonrientes cual comercial de dentífrico. De mi hijo y su familia solo el lejano y frío rumor de las montañas. He sobrevivido lamiendo como una rata arrincoda las pocas raciones que dejaron los soldaditos.

Pero ya estoy muy cansado y le temo a la vida. Mejor será salir al jardín con mucho cuidado y tenderme a dormir entre los lirios que cubren la tumba de mi golondrina. Alguien por ahí se encargará de apagar la luz y cerrar la puerta para siempre.

"Acuden a mi mente recuerdos de otros tiempos

de los buenos momentos que antaño disfruté

cerquita de mi madre santa viejita

y de mi noviecita que tanto idolatré..."

Ian Welden

Septiembre 2009

ian.welden@mail.dk

Ilustración de Maritza Álvarez

maritza_alvarez_vargas@hotmail.com

http://verbal-maritza.blogspot.com/

Citas de Carlos Gardel..



En: No Categorizado
Permaenlace: El Milagro por Ian Welden
Comentarios: 0
Leído 3259 veces.



19.10.2009 GMT

Le numéro 55 de la "Revue d'Art et de Littérature, Musique" est en ligne:

http://www.lechasseurabstrait.com

* Le Portail du Chasseur abstrait continue sa mutation: voici le premier numéro de la revue "Textes & Prétextes":

La version "papier" du sommaire. Format 20x25 cm - 120 pages - Illustrations en couleur. Dos carré collé.

avec Aldo Luis Novelli - Alfredo Vaeza - Antonio Leal - Arnaud Delcorte - Cecilia Ambu - Christiane Prioult - Christophe Mousset - Cristina Castello - Daniel de Culla - Fabrice Petit - Francis Cappatti - Francisco Azuela - Francoise Huppertz - Frank Ferraty - Gabriel Impaglione - Gilles Sorgel - Jean-Claude Cintas - Jean-Michel Guyot - Jean-Pierre Lesieur - Joachim Zemmour - Leonardo Lobos - Margo Ohayon - Marie Soumeillan - Maxime Rodary - Patrick Aspe - Pradip Choudouri - Rolando Revagliatti - Salvatore Gucciardo - Sébastien Ayreault - Serge Muscat - Stéphane Pucheu - Víctor Montoya.

Et il en sera ainsi chaque trimestre (janvier, avril, juillet, octobre). Proposez vos textes avant la fin du mois précédent. Les textes et images publiés dans T&P pourront être mis en ligne à la demande de l´auteur (bon pour Google, par exemple). Pour la musique et autres enregistrements, un CD ou un DVD pourra être joint à la revue.

Et le 15 novembre, le numéro double du RAL,Mag (250 pages couleur).

avec Béatrice Garcia - Benoît Pivert - Denise Pelletier - Daniel de Culla - Douve - Élise Ansel - Francine Sidou - Georges Ayvayan - Gilbert Bourson - Hanétha Vété-Congolo - Marius Voina - Monsif Ouadai Saleh - Nacer Khelouz - Pascal Leray - Patrick Cintas - Pierre Vendel - Robert Vitton - Saint-John Kauss - Serge Meitinger - Valérie Constantin.

Notez que le n° 4 de février 2010 sera en grande partie consacré à la musique, à la vidéo et à la lecture.

Sans oublier le chantier des Cahiers de la RAL,M
Contenu : Réflexion et création. Numéros thématiques, anthologiques ou consacrés à un auteur, leur objectif est de communiquer le travail des auteurs publiés ou non par le Chasseur abstrait.

** Dans les Espaces d'auteurs , Benoît Pivert, Stéphane Pucheu, Oscar Portela et Jean-Claude Cintas vous proposent leurs analyses et leurs créations.

*** Marie Soumeillan, Caroline Hourcade et Christiane Prioult présentent leurs nouveautés publiées chez Le chasseur abstrait.

**** Le point sur Haïti

Le chasseur abstrait poursuit son action en faveur de la littérature et des arts haïtiens. Cette aventure est sans doute la plus belle vécue par notre équipe. Une anthologie de 600 pages grand format et l´inauguration d´une nouvelle collection avec quatre auteurs prometteurs ou déjà reconnus auxquels vont bientôt s´ajouter d´étonnants créateurs. On est loin de l´amidon à la française qui produit des idées au lieu de la langue qu´on est en droit d´attendre de toutes les pratiques textuelles. Cela dit, Hanétha Vété-Congolo, dont nous publions bientôt un livre riche d´existence, nous propose d´élargir ce champ éditorial à toute la Caraïbe. Ernest Pépin nous a tendu la perche il y a quelques mois. Alors ?

Bonne lecture.

Cordialement - Un cordial saludo.

Patrick Cintas.

RAL,M



En: No Categorizado
Permaenlace: Le numéro 55 de la "Revue d'Art et de Littérature,...
Comentarios: 0
Leído 1651 veces.



18.10.2009 GMT

Valores Escondidos por Edilia de Borges / Los Chocolates de Petra Galarraga

LOS CHOCOLATES DE PETRA GALARRÁGA

Estado Miranda,zona de Barlovento, pueblo de San José. Preguntando, preguntándo conseguimos la casa de la señora Petra Galarrága, indagaba por encontrarla ya que su fama la precede y para darla a conocer a quién no sabe de ella, porque su trabajo lo realiza cual hormiguita de una forma callada pero fructífera. Les comento que esta gentil e importante matrona de 79 años de edad es toda una microempresaria que lleva 30 años de trabajo fuerte y encomiable que le ha permitido levantar y educar a sus hijos y hoy día hasta sus nietos.

Su pulcra y pequeña casitacon un mini jardín lleno de flores se siente cómoda y hogareña, allí mismo en una sala pequeña están los instrumentos de trabajo que la han hecho tan célebre no sólo por sus coterráneos sin o que allende desde tierras lejanas como Argentina la han visitado para adquirir y probar los productos que fabrica.

Lescuento que Doña Petra es una chocolatera artesanal autodidácta. Así es, fabrica exquisitos y finos chocolates. La materia prima viene de su plantación de 30 hectáreasde cacao cercana al pueblo, el sembrado,mantenimiento y cosecha de las plantas está a cargo de sus hijos y a veces ella echa una "manita" porlo de " Ojo del amo engorda el ganado".Cuando Doña Petra comenzó con el "negocio" conocimiento herencia de su abuela todo se hacía a mano: desgranar la mazorca, el secado,el descascarado,elmolido, el prensado de la semilla,el batir de la mezcla Un trabajo arduo bajo el calor sabroso de la zona. Pasado un tiempo, adquirida experiencia, de a poco fue comprando maquinaria con su propio peculio que hoy día le "facilitan" el trabajo, sin embargo hay mucho que hacer para que éste quede quede finiquitado para la venta. Porque sus bombones tienen rellenos de diferentes frutas, las envolturas en papel brillante de losbombones uno a uno, las mezclas especiales para los chocolates "de taza". Cuatro familiares le ayudan y entre ellos su nieto mayor encargado del "mercadeo" por vía electrónica y quien alimenta su página WEB, aún y con los sucesivos "cortes de luz" tan comunes por allá.
Y Doña Petra no se ha quedado ahí, presenta sus productos en exposiciones y ferias. Dicta talleres a la comunidad, en el INCE y en la Universidad, donde la invitan ella va no celosa de transmitir sus conocimientos ni secretos en el arte culinario reposteril. Es una valerosa mujer sencilla y amable que en forma somera y gentil con un liviano gesto de su mano delgada pero fuerte,callosa y mágica nos invita a seleccionar de una buena variedad de productos exhibidos en una mesa rústica,lo que nos plazca con unos precios bastantes solidarios y un sabor de ambrosía.
Esta señora alta y delgada de sonrisasuave, no aparenta la fortaleza con que ha levantado su negocio, que proximamente será ampliado pués están construyendo un local más amplio. Les invito a ver su página web para que conozcan más de Petra Galarrága y sus chocolates,me lo van agradecer.

www.petragalarraga.com

Edilia C.de Borges
C.I. 2146432





En: No Categorizado
Permaenlace: Valores Escondidos por Edilia de Borges / Los Chocolates...
Comentarios: 0
Leído 1998 veces.



10.10.2009 GMT

Poesía / Sporca Chimera / Carina Spurio

Sporca chimera

Mi respiri dentro
quasi vicino alla vita
che ora ci lega
tra una sillaba e il cuore
appena incollati
ad una sporca chimera,
nello spazio senza confini
di un fragile sogno
in cui tutto vuoi darmi,
ma io prendo soltanto
e spoglio dagli incubi
il vecchio dolore,
tu forse non lo sai,
e se tutto passa da sempre,
per poco ritorna,
nel punto dove si uniscono
le tue, le mie fantasie,
prima che il buio ci avvolga

come orfani senza più pace.

Pubblicata:

La Ballata rivista trimestrale di arte e cultura (Livorno).

“Ellin Selae" (Cuneo) Rivista Letteraria N°93.
“Inversopoesia” semestrale, dicembre 2009 Francesco Manna. “Il Convivio” Trimestrale di Poesia Arte e Cultura dell'Accademia Internazionale
“Universo” Rivista letteraria. N° 29 Settembre 2009
Carina Spurio è nata a Teramo. Si è diplomata all’Istituto Magistrale Giannina Milli di Teramo. Ha scritto e pubblicato cinque raccolte poetiche: Il Sapore dell’estasi 2005 Edizioni Kimerik riproposto in edizione aggiornata nel 2006, Lacca di Garanza 2007 Ed. Il filo s.r.l Roma. Tra Morfeo e vecchi miti 2008 Ed. Nicola Calabria Editore. Narciso Evoè Edizioni 2009. Le sue poesie sono state pubblicate in 31 Antologie Poetiche. Due sue Antologie Poetiche sono testo scolastico: Antologia “I Nuovi Poeti Italiani”. 2007 e “Conoscere la Metrica” attraverso i Poeti Classici Contemporanei. 2008, entrambe edite da Vincenzo Grasso Editore. Di recente una sua poesia è stata pubblicata sul mensile Internazionale di cultura poetica “Poesia” di Crocetti editore.Collabora con diversi mensili; Hermes Periodico Mensile Di Informazione, Epress, L’Unico quotidiano web di Roma, Teramani.net, Il mensile della città, Il giornale 24 ore.


En: No Categorizado
Permaenlace: Poesía / Sporca Chimera / Carina Spurio
Comentarios: 2
Leído 6092 veces.



4.10.2009 GMT

Cueva Quebrada del Toro Falcón Venezuela

Cueva de la Quebrada del Toro, atractivo del estado Falcón

Cueva de la Quebrada del Toro, atractivo del estado Falcón

Enmarcada en el municipio Unión del estado Falcón, a 15 Km de la población de Santa Cruz de Bucaral, se encuentra la Cueva de la Quebrada del Toro, un atractivo natural, decretado Parque Nacional Cueva de la Quebrada del Toro el día 21 de mayo de 1969, mediante decreto oficial No. 56, de la Gaceta Oficial No. 28.931, con una extensión de 4.885 ha, pasando a ocupar el quinto lugar entre las cuevas más importantes de Venezuela.

La Cueva de la Quebrada del Toro, también denominada cueva de Bellard, posee una longitud de 2.000 mts., y sus elevaciones sobrepasan los 800 m.s.n.m., estando conformada por un paisaje, el cual se caracteriza por un relieve bastante accidentado, además posee un río subterráneo, con un embalse de unos 500 mts. de longitud aproximadamente, en donde su afluente hídrico se inicia en el río el Toro, cruzándose con el río el Tocuyo, para luego desembocar en el Mar Caribe, siendo navegable su travesía unos 500 mts. en botes pequeños dentro de la cueva, para su disfrute y expedición en actividades de ecoturismo, espeleología y la escalada en paredes y farallones verticales.

La Cueva de la Quebrada del Toro, está conformada en su interior, por magníficas estalactitas y estalagmitas en donde convive el guácharo con insectos y arácnidos. La accesibilidad al lugar es un poco difícil, sin embargo, es muy visitado. Si se es recorrida en casi toda su totalidad, en la cima hay un puente natural llamado Puente de Piedra, donde está la Sierra Elda y dos grandes cráteres de nombres Hernández y Antonio José López.

Entre los atractivos turísticos del Parque Cueva de la Quebrada del Toro, se encuentran: el área recreativa La Toma, las rutas Guarataro-Santa Isabel y El Tigrito-Guarataro, las Cuevas Catalina, La Bonita y La Guerrillera.

Se puede llegar a este parque desde Coro-Churuguara, Santa Cruz de Bucaral-La Taza. Por vía terrestre, se debe tomar la Carretera Barquisimeto-Coro y luego la carretera hasta el Charal y La Taza. El Camino no es apto para el tránsito de cualquier vehículo, se requiere de vehículo rústico.

Se recuerda la importancia de portar el permiso correspondiente para visitar el parque. Toda persona o grupo de personas que entren en la cueva, deben estar acompañadas de un guía autorizado por Inparques, y se recomienda el llevar lámparas y linternas en buenas condiciones, no se permiten las lámparas de halógeno, ya que estás perjudican a los guácharos, se sugiere no emitir luz directa sobre la fauna de la cueva. Se debe evitar estar solo en recorridos muy largos. Está prohibido rayar las paredes, extraer muestras de estalagmitas y estalactitas, botánicas y faunísticas, así como también el consumo, de bebidas alcohólicas y sicotrópicos.

De la misma forma, para conservar este gran atractivo natural, es de gran importancia el llevarse los desechos producidos, evitando contaminar, para qué así los niños del mañana puedan seguir disfrutando de este gran atractivo natural venezolano.

Fuente

http://db.paginasamarillascantv.com.ve/guiadetalle.jsp?id=171077&pSum=29&pCat=10



En: No Categorizado
Permaenlace: Cueva Quebrada del Toro Falcón Venezuela
Comentarios: 0
Leído 5234 veces.



4.10.2009 GMT

Serie por nuestros Cerros/ Catarata del Charo Churuguara Edo Falcón



En: No Categorizado
Permaenlace: Serie por nuestros Cerros/ Catarata del Charo Churuguara...
Comentarios: 1
Leído 1597 veces.



4.10.2009 GMT

Campos de Jaen / Maria Camacho Adarve



En: No Categorizado
Permaenlace: Campos de Jaen / Maria Camacho Adarve
Comentarios: 0
Leído 1570 veces.



4.10.2009 GMT

Serie Poesía/ Jorge Castillo Fan

Elí, Elí! ¿Lama sabactani?
Mt. 27:46

Lámpara imposible en la noche de sangrantes equis
Cuando a mi sed final blanden vinagres
me aborto estigma del desequilibrio
¿Y qué inducción del hambre
me sospecha tigre de wolframio?
¿Qué regadero de miseria
me sucede a ritmo cruces
convicto fósforo en la niebla?
Esta pústula convulsa
hierve hirsutas muecas
cerrándome entre restos
cerándome entre restas
Soy el alarido que estremece los infiernos
El que llora a oscuras tras la puerta que no es
La ojerosa interrogante en tus espejos.


*********************

Desciende de esa cruz hinchada
por el rocío ardiente de todos tus desvelos
En la sublimación del fuego
eres la irredenta señal de los insomnes
fulgurante sed precipitándose
al licor de las venganzas
¿No se erizan las fieras del instinto
al resplandor de la utopía?
¿No es carne pronunciada con batallas tu principio?
Pájaro vítreo en el temblor más fértil
desnúdate imantado sobre los témpanos de horror
y los mapas de sangre chillando en los cadalsos.


*********************

Incrústame en el unísono sollozo
de estas sombras estrujadas hasta el luto
Vértigo de carne tras la infame cerradura
¿Cuándo la síntesis del fuego
no perpetra su pólvora de náuseas?
¿No me sucedo estruendo
sobre el flamante útero de ira?
Así las rojas llaves
decantando el alba entre las fosas de silencio
y el osario de las clandestinos
Transcríbeme con sangre sobre el hielo negro
y el ígneo rencor de las clausuras

De Ojo Danzante (inédito)

Jorge Castillo Fan .- Piura, Perú, 1967. Miembro del Movimiento Internacional de Metapoesía. Es una de las voces más relevantes de la actual Poesía escrita en Lengua Hispana. Ha publicado Insurrección del Silencio (Sindicato de Petroperú, Talara, 1994), Eco del Fuego (Artetéreo Ediciones, Piura, 1995), Revólver del Amor (revista La Tortuga Ecuestre, Lima, 1996), Canción Triste de Cualquier Hombre (Ángeles del Abismo Editores, Talara, 1998; Editorial Delirio, Lima, 2003; Editorial Zignos, Lima, 2006), Lámpara de Fiebre (Editorial Delirio, Lima, 2003; Editorial Zignos, Lima, 2006) y Yo Soy Aquel Espejo (Editorial Delirio, Lima, 2003; Editorial Zignos, Lima, 2006). Poemas suyos han sido difundidos por diferentes canales de Arte, Literatura y Comunicación Social de América y Europa, así como en las antologías Homenaje al Centenario de César Vallejo, Poetas de la Región Grau (revista Intihuatana, Sullana, 1992), El Verdor del Algarrobo, Muestra de Ocho Poetas Piuranos (revista La Tortuga Ecuestre, Lima, 1997), Karminka, Antología de la Poesía Piurana , de Julio Aponte (Juan Gutemberg Editores, Lima, 2000), Literatura de Piura , de Harold Alva (Fondo Editorial Cultura Peruana, Colección PERÚ LEE, Lima, 2006), Poética Piurana de las Postrimerías: Sus Pulsaciones Seculares y Sus Rasgos Divergentes , de Ricardo Musse (Municipalidad Provincial de Piura, Piura, 2009), Antología de Poesía Hispanoamericana, de Blanca Orozco de Mateos (México: www.palabravirtual.com)

Poeta Jorge Castillo Fan.jpg



En: No Categorizado
Permaenlace: Serie Poesía/ Jorge Castillo Fan
Comentarios: 0
Leído 1400 veces.



4.10.2009 GMT

sERIE pOESÍA iNOCENCIA / JUAN Cruz Bordoy

Colecciones de fotografía (Stock Photography) - primer plano, niña, pintura, ella, mano. fotosearch - buscar fotos e imágenes y foto clipart

LA INOCENCIA

(28/8/2009)

Me gustaría volver a aquella etapa

donde la vida era un laberinto ,

lleno de curiosidad.

Cuando crecieron plantas

que te miraban,

hasta enterrarte en el olvido.

Donde todas las mañanas

eran felicidad, y otros sentimientos,

que me ilustraban sueños de fantasía.

Yo era aquel

quien tocaba con su insaciable mano,

que estaba acompañada siempre por una duda.

¡ Eran Los años!

Que temían esconderse. Hasta que lo hacían,

y nacía de la mano su hermano.

Tiempo: ¿Tú has visto la inocencia?

- La vi pasar y corría apurada,

buscando respuestas a las cuestiones - .

Ésta me hacía preguntas, pero ya no saltaba ni corría.

Le inquirí sobre qué le pasaba, y ella me dijo:

Estoy envejeciendo -

Juan Cruz Bordoy.

Fotografía.

http://www.fotosearch.es/PSK111/1574r-02231b/



En: No Categorizado
Permaenlace: sERIE pOESÍA iNOCENCIA / JUAN Cruz Bordoy
Comentarios: 0
Leído 1429 veces.



Página 1 de 1. Total : 16 Artículos.

vocessusurrosrumorygritos-vocessusurrosrumorygritos